jueves, 19 de noviembre de 2009

Relleno V

.
¿Por qué esperar hasta el último momento?
.
Si alguien que quieres está a punto de irse (sentido figurado o literal) ¿por qué ir a visitarlo? ¿por qué no antes, previo al conocimiento de su partida?¿es el indescriptible deseo de estar a su lado o la ansiosa necesidad de calmar esa conciencia -que a algunos parece no dejar en paz-?
.
Soy algo extremista en ese aspecto: si estoy, siempre lo estaré; si no, ¿para qué intentar cambiar justo cuando sé que se acaban las oportunidades?
.
Cuando yo esté a punto de *irme* (toco madera) no quiero que las personas unidas a mi existencia -por fuerza- acudan a visitarme, lo vería como un preludio de mi muerte; me apetecería más contar con los que siempre estuvieron ahí para mí, esos que nunca se fueron, ni siquiera en los momentos más dolorosos y tristes.
.
Y cuando yo no esté ¬¬ que no recuerden con cariño mi persona y que tampoco me halaguen o me dediquen cumplidos...esos que me los digan mientras sigo aquí ^_^
.
Suena trillado, pero hay que aprovechar a las personas que queremos mientras siguen aquí, intentar compensar nuestras faltas al último momento -o incluso después- me parece muy tonto...simplemente no tiene caso.

2 comentarios:

Coco dijo...

Hay un programa estadounidense donde a pacientes terminales les llevan de visita celebridades....

pSychObunny dijo...

...me sorprende la cultura gringa O_O

Puedo participar sin ser una paciente en estado terminal???