viernes, 12 de junio de 2009

A la familia no se le hace eso, no, no, no

Hay algo por lo que siempre compadecí a algunos de mis compañeros de primaria: que durante los festivales escolares, sus padres no se presentaran. Ya saben, esas fiestas cuyo motivo varía: 10 de mayo, 21 de marzo, fin de cursos, 16 de septiembre, 20 de noviembre, día del padre (no pongo fecha porque ese varía), en las que los niños son injustamente disfrazados con ropas que podrían traumarlos de por vida: inditos, pinos, hadas, mariposas, vaqueros, bailarinas de can-can, renos (jaja eso fue reciente para mi), borregos, vírgenes marías, josés, diablos, ángeles, flores rojas que incluyen unos guantes con forma de hojas que tu madre no te permite quitarte aunque estés muriéndote de calor...cosas así.
.
En serio, si hay algo peor a que te disfracen y te obliguen a bailar-actuar en esos festivales es que todos tus amigos estén acompañados por sus padres y tú no. Hasta eso, agradezco a mi madre por estar ahí y por tomar fotos...de las que ahora me avergüenzo, pero son pruebas de que nunca se perdió esos aburridísimos eventos escolares en los que 12 grupos se presentaban y en los que parecía que mi salón SIEMPRE salía al final.
.
Es por eso que cuando mi hermano me pidió que fuese al fin del mundo -su rancho, aka Atlacomulco- a ver a mi sobrino actuar (JC tiene 2 años, me pregunto que tanto haría?) en su festival del padre y la madre (WTF?) el día viernes 12, pues no pude resistir la tentación y le dije que si, me remordió la conciencia y le acabé comprando un gato de peluche a mi sobrino (para que no llorara en cuanto notara que ni su padre ni su madre estaban con él). Total que eso pasó el miércoles, y de acuerdo a esto mi hermano me iba a llamar para decirme cómo hacerle, qué camión tomar, a qué hora llegar, etc., ya saben, afinar los detalles...
.
Y cuernos! Nada de nada. Le envié un mensaje de texto a mi hermano casi a medianoche y me respondió de la manera más corta y sin chiste "ya no, ya hallé la manera", chale, si sale a las seis de su trabajo se hubiera tomado la molestia de avisarme antes, ya me había preparado psicológicamente para el asunto, incluso tenía preparada mi mega-bolsa de gandhi (jaja) con: el gato de mi sobrino, cámara, pilas, dulces (pa'l niño ¬¬), mi cel con la canción que Carlos iba a cantar (la de timbiriche "hoy tengo que decirte papá..." esa), dinero (pa' lo que quisiera el niño en su festival), más dulces (pa' mi ¬¬), entre otros.
.
Yo lo único que exigía -exijo- es que aunque sea me hubiese respondido "ya no, pero gracias" o algo así...hummm, me indigné con él...y sigo indignada...y por eso empecé a escribir este post, que se fue por al tangente y acabó tratando de otras cosas, pero bueno, entendieron mi punto ¿o no?
.
Así que, si tienen niños guarden sus días de vacaciones para los festivales escolares (en serio, mis compañeros quedaron traumados porque sus padres nunca iban), si no pueden y ambos padres trabajan (desventaja de la vida moderna) pídanle ayuda a los abuelos, tíos, amigos, etc., estoy segura que hay alguien sin vida social (como yo) que puede asistir y grabar/tomar fotos del evento, y si alguien les ofrece su ayuda pero por azares del destino ya no la necesitan ¡avisen! para que la tía en cuestión -ejem- no se quede solita, aburrida y sin nada que hacer un viernes por la tarde (podría estar en un centro chelero, por dios!!!), aparte corren el riesgo de que hable mal de ustedes en su blog personal, jaja
.
Saludos!
.
PD Foto 1: El gato en cuestión (está ojón y no me gustan esos animales...esperaré a que mi sobrino me visite para dárselo) Foto 2: El sobrino en cuestión (JC)

3 comentarios:

Sender Eleven dijo...

Mandales el gato destripado....

Alex dijo...

Pues yo nunca lo he encontrado ofensivo o algo similar, mi familia casi nunca se presentaba a esas cosas... de hecho a veces ni yo, en todo caso, nunca lo encontra traumatico, aunque nunca me disfraze de algo que no quisiera (creo que desde niño soy influyente... jajaja), ademas siempre lo disfrutaba, me metia mucho en mi personje,

Creo que me fui un poco por las ramas, a final de cuentas, no le miro lo malo.

pSychObunny dijo...

Que drástico Sender...lo tendré en consideración ¬¬

Es que no eres niño anormal y traumado como yo Alex, jeje. La verdad yo no soy influyente...si a los 18 me tuve que disfrazar de Reno, imagínate! Chin, cuánta terapia psicológica necesitaré en un futuro? :S

Saludos!!!