lunes, 20 de diciembre de 2010

De contraseñas y bloggeras paranoicas

.
Notarán que les relato eventos de dos meses hacia acá, dispensen si no van en orden cronológico o de importancia, simplemente nacen porque se me entoja escribirlos al momento, es más, si enfocan su vista hacia la derecha se darán cuenta que enlisté las situaciones para mis próximos posts...en un principio los escribía en twitter, pero da una weba impresionante revisar mi TL (de manera sorprendente, no me aburro mientras stalkeo a alguien mediante dicha red social)>>>
.
Yo, como presa de la generación de las redes sociales (al igual que muchos de ustedes, no lo nieguen ¬¬), he sufrido con eso de abrir un perfil, "meterle cosas", dejar comentarios, esperarlos (así...al infinito hasta que entras en razón), stalkear a tu novio y, después de un tiempo, borrar a las personas que -de hecho- no conoces y ni siquiera sabes porqué agregaste en primer lugar.
.
Nunca sufrí con eso de Metroflog, pero sí tuve mi buena dosis de MySpace (concluyó el día que cambié mi correo de hotmail...hurra!), Hi5 (no me animo a cerrarlo), Facebook (punto para el voyeurismo), Twitter (seee ¬¬), y otras que nunca comprendí, o simplemente olvidé debido a sus erráticos correos que iban directito a mi carpeta de spam ¬_¬
.
En fin, el punto era que yo, con mi pequeña mente y mi aún más diminuta capacidad de atención me veo en la necesidad de tener UNA sola contraseña para TODAS mis cuentas, correos, perfiles, entre otros; esto, parte fundamental de mi ser, tuvo que ser modificado después de que algún inútil tuvo la brillante idea de hackear mi perfil de Hi5.
.
Hi5? Seee. Alguien lo usa? Nooo. Alguien lo revisa? Yooo (una vez al mes o algo por el estilo).
.
Una noche se me ocurrió checar esa oxidada red social y oh sorpresa, aparentemente había dejado unos 4 o 5 comentarios (todos a las personas que actualizaban "mas seguido" su estado), entre ellos una felicitación de cumpleaños y algunos animales que decían "have a nice day" o alguna estupidez así.
.
Los comentarios llevaban poco más de doce horas en la red, y todo lo que podía pensar era "ok...mi contraseña es la misma en hi5, facebook, twitter, hotmail y gmail, sooo", así que como persona totalmente normal entré en pánico, maldije al hacker y procedí a cambiar mi contraseña por cinco nuevas...y complicadas, tan complicadas que traigo siempre un post-it con ellas, y si lo pierdo...valgo de nuez ¬¬
.
En fin, nada más pasó así que todos contentos, paranoicos, saltando de alegría y así n______n
.
PD No he cambiado a mi blog por twitter, pero admitámoslo, más de 20 posts al día, de temas aleatorios, y de menos de 140 caracteres...eso sería mentarle la madre a ustedes lectores. Muchas gracias ;)

3 comentarios:

Peyote dijo...

Stalkeame en tuiter @DeSuPutaMadre. Jajaja, no importa que casi no lo use.
Así me paso con mi Feis, por eso abrí nueva cuenta y ahora tengo 2 [porque ya me regreso la contraseña mi hacker], doble capacidad stalkeadora. XD.
Y pues yo tengo 3 contraseñas diferente para cada cosa, el pedo es acordarme cuál de las 3 es.

Sam dijo...

Yo tengo la misma, asi que cuando cambio una cambio todas jajajaja
pero shhhhhh

Adela Mizrahi dijo...

Vi que sigues mi blog y entré a leerte, me encanta!